El pañuelo que jamás volvió y el reencuentro del enfermero con la niña que ayudó a nacer

Política 23 de septiembre de 2022 Por télam
Las historias de Jorge Staurini y Claudio Quintero dan cuenta de la importancia de Puerto San Julián, localidad santacruceña que fue declarada Ciudad Heroica de la Fuerza Aérea Argentina por la hospitalidad durante la guerra en las Islas.
632ccd52164a4_655

Las de Jorge Staurini y Claudio Quintero son dos de las historias de coraje que alimentan la historia de Puerto San Julián, la localidad santacruceña que hoy fue declarada "Ciudad Heroica de la Fuerza Aérea Argentina" por la hospitalidad de su población durante el conflicto de Malvinas, la cual albergó y acompañó al personal militar en esos momentos y en el marco de esa relación estrecha entre militares y civiles se originaron innumerables historias de vida.

Una de esas historias se la contó a Télam el suboficial mayor Jorge Staurini, quien estaba a cargo de la carga de bombas en los aviones que despegaban de la base para atacar a la flota de mar enemiga.

"Estaba cargando las bombas y me lastimé un dedo. No era nada serio, pero sangraba mucho. Fue así como uno de los pilotos de los A4, Fausto Gavazzi, se me acercó y me dio el pañuelo que los combatientes llevan anudado en el cuello y los distingue según la aeronave que comandan", le relató a Télam Staurini.

Te puede interesar