Hacia un segundo y definitivo encuentro en Guayaquil

El encuentro fue hace doscientos años y la actualidad es asombrosa. Fue en el justo medio entre el norte y el sur, en la línea ecuatorial que divide en partes iguales el planeta donde se produjo el equinoccio solar donde ambos se fundieron en un abrazo fraterno.

Política Por: télam 25 de julio de 2022
62dde54c0b971_900

En el justo medio entre el norte y el sur, en la línea ecuatorial que divide en partes iguales el planeta, se produce el equinoccio solar donde se fundieron en un abrazo fraterno José de San Martín y Simón Bolívar. El encuentro fue hace doscientos años y la actualidad es asombrosa.

Fue en la heroica Guayaquil donde llegaron exhaustos, tras años de luchas y sangrientas batallas los Libertadores de América. ¿A quién más le cabe semejante título?

Mientras que uno llegaba de liberar los territorios que hoy se  denominan Venezuela, Colombia y Ecuador, el otro venía de hacer lo propio con la Argentina, Chile y Perú. Días antes del histórico encuentro que hoy recordamos, San Martín había enviado una
división al mando del coronel Andrés Santa Cruz, para auxiliar las tropas de general Antonio de Sucre que finalmente nos dieron el triunfo en las batallas de Riobamba y Pichincha.

Sobre ese acontecimiento, señala el historiador Jorge Abelardo Ramos, mezclaron su sangre los que luego fueron argentinos, peruanos, bolivianos, quiteños, colombianos, venezolanos, haitianos, chilenos, uruguayos y paraguayos.

Los Libertadores ya se venían comunicando y anunciando este encuentro requerido por el general San Martín al que el general Bolívar le responde de inmediato: “Ese momento lo había deseado toda mi vida y sólo el de abrazar a V.E, y el de reunir nuestras banderas, puede serme más satisfactorio, acepte V.E, con bondad los testimonios más francos de mi profunda consideración y respetos de V.E, atento, adicto servidor.”

Tras lo cual San Martín anuncia en Lima: "La causa del Continente Americano me lleva a realizar un designio que halaga mis más caras esperanzas. Voy a encontrar en Guayaquil al Libertador de Colombia.

Los intereses generales del Perú y de Colombia, la enérgica terminación de la guerra y la estabilidad del destino a que con rapidez se acerca la América hacen nuestra entrevista necesaria, ya que el orden de los acontecimientos nos ha constituido en alto grado responsables del éxito de esta sublime empresa". Y le escribe a Bolívar: "Defensores de una misma patria, consagrados a una misma causa y uniformes en nuestros sentimientos por la libertad del nuevo mundo.

Te puede interesar