Hace 40 años, la CGT se movilizaba a Plaza de Mayo y desafiaba a la dictadura

Política 30 de marzo de 2022 Por télam
Una marcha multitudinaria impulsada por el sector de la CGT comandado por Ubaldini terminó en una brutal represión, 2.000 detenidos y la decisión de la dictadura comandada por Galtieri de adelantar la recuperación de las Malvinas, único camino para lograr alguna legitimiadad que los mantuviera en el poder, aunque era algo ya planificado con meses de antelación.
62437e22ecb36_450

La CGT "Brasil", encabezada por el dirigente del gremio de los trabajadores cerveceros, Saúl Edolver Ubaldini, desafiaba hace 40 años con una masiva movilización a la dictadura cívico militar, tres días antes -el 30 de marzo de 1982- de que efectivos de las Fuerzas Armadas desembarcaran en Malvinas con el doble propósito de recuperar la soberanía argentina sobre las islas y mantener el consenso social perdido tras la aplicación de políticas que habían generado un derrumbe económico.

Como en otros momentos de la historia argentina, la CGT se encontraba hace cuatro décadas dividida en dos centrales: una era la denominada como "Azopardo", que tenía su sede en el histórico edificio de la central obrera, ubicado sobre esa calle, y que representaba al sector "más dialoguista", encabezado por Jorge Triaca.

La otra facción, llamada "Brasil", era la más combativa y estaba liderada por Ubaldini, que contaba con el apoyo del histórico e influyente líder metalúrgico, Lorenzo Miguel, dispuso la organización de esa protesta obrera, convocada bajo el lema de por "Paz, Pan y Trabajo", en medio de un contexto de caída generalizada del poder adquisitivo de los trabajadores.                                                                    

En marzo de 1981, el general Roberto Viola asumió la presidencia en reemplazo de Jorge Rafael Videla, que se retiró tras cinco años en los que se concretó el mayor genocidio de la historia argentina.

El nuevo dictador llegó al poder justo cuando las políticas de dólar barato, alto endeudamiento, ajuste fiscal y abrupta apertura económica diseñadas por José Alfredo Martínez de Hoz -ministro de Economía de Videla- se encontraban agotadas. Los tiempos del "deme dos" y la plata dulce habían terminado.

La crisis económica provocó que en diciembre, la Junta Militar removiera a Viola, "por motivos de salud", y nombrara como presidente a Leopoldo Fortunato Galtieri, jefe del Ejército, que contaba con el explícito respaldo del entonces presidente estadounidense, Ronald Reagan.

                   

Te puede interesar