Domingo Faustino Sarmiento: el forjador de la educación en América Latina

En conmemoración del legado de Domingo Faustino Sarmiento, el Ministerio de Gobierno a través del Archivo General de la Provincia, lo recuerda y homenajea en esta nota.

12 de septiembre de 2023 Redacción Diario Popular Digital Redacción Diario Popular Digital
9e33cc220e22f828c41503dcec0cef49_L

  
Se presenta algunas líneas destacadas a partir de una entrevista realizada por la Prof. Verónica Robles al conocido investigador Ricardo De Titto; quien muy gentilmente contó curiosidades y sus anécdotas en torno al Maestro de América.

 
 Un 11 de septiembre de 1888, hace ciento treinta y cinco años (135), el mundo perdía a una de sus mentes más brillantes y visionarias: Domingo Faustino Sarmiento. Hoy, se recuerda con admiración y gratitud al hombre que dejó una huella indeleble tanto en la historia provincial, nacional e internacional.

Sarmiento, nació en San Juan, Argentina, en 1811, fue un intelectual multifacético: escritor, periodista, maestro y político. Su contribución más significativa fue su incansable lucha por la educación pública y de calidad. Durante su exilio en Chile, estudió de cerca el sistema educativo de ese país, lo que lo inspiró a desarrollar una visión revolucionaria para la enseñanza en su tierra natal.

De Titto, es historiador, docente, investigador especializado en Ciencias Sociales y Políticas, y autor de más de veinte libros de Historia Argentina y Americana, entre ellos, “Yo, Sarmiento” y “El pensamiento de Domingo Faustino Sarmiento”. A través de una charla muy amena y cordial, se rescata datos relevantes y curiosos como los siguientes:

- Soy Ricardo De Titto, soy historiador. A pesar mío, no era mi objetivo, he quedado emparentado con Sarmiento, porque al escribir una extensa biografía de él, que tiene algunos rasgos de ficción. Porque yo lo traigo a la vida nuevamente a Sarmiento, en el libro de mi autoría, titulado: “Yo Sarmiento”, ya va por su tercera edición. Y año a año se renuevan las motivaciones.

- He escrito otras obras: en una compilo cerca de cuarenta (40) conferencias o escritos publicados en distintos diarios y revistas del país, o conferencias que di también en Universidades del exterior; que él llama “Sarmiento el Genio ineludible”. Hice la recopilación dentro del marco de la Colección del Bicentenario del Pensamiento de Sarmiento, en bases de extractos de citas, y así como eso hay otras colaboraciones con revistas y demás publicaciones que sería largo enumerar. Pero la realidad es que, al tratarse de un personaje que fue tan debatido en los últimos años, mi postura es tratar de llegar a una visión equilibrada y que por sobre todas las cosas, reivindicatoria de la figura de Sarmiento. Que ocupó un espacio en el marco de polémicas que se formaron un poco superficial e intentaron de desacreditarlo, esto fue a nivel nacional. Ustedes en la provincia, tal vez tengan una visión a nivel provincial mucho más fuerte del personaje. Pero a nivel nacional realmente hubo un periodo en el que era mayoritariamente la opinión contraria, incluso en las escuelas, los profesorados. Entonces me pareció importante, (2011), cuando fueron los 200 años del nacimiento de Don Domingo; que fue justamente cuando al parecer mi libro “Yo Sarmiento”; que empezamos a replantear los problemas porque salimos un poco de ciertas leyendas, o de ciertas citas tomadas con parcialidad política sobre todo, para tratar de ubicar al personaje en su época, en su momento, sin anacronismos. Y documentado todo lo que se diga, sin tratar de teñir cada opinión de las visiones del momento actual, sino ubicándonos a cada una en el momento en que sucedieron. Y así fue que recuperamos la figura: recuperamos digo en plural, porque junto conmigo hubo otro grupo de historiadores, que tuvimos como esa misma sensación de que era necesario recuperar necesario la figura en su plenitud.

- Pero a mí me da la impresión de hay un aspecto en el que yo fui avanzando, que es aún hoy uno de los temas que más me gusta profundizar, que es Sarmiento como un genio. Y que es el genio más importante que daba América Latina - .

Continua diciendo el entrevistado, sobre un Congreso Americano en que se llegó a un especie de acuerdo, que es, recuperamos la figura en plenitud, efectivamente la única figura que tiene el perfil de un polimata, osea de alguien que sabía bien en su época, bastante bien de casi todas, incursionó en la literatura, en la política, en la sociología, en la educación, tuvo la posición del estadista. Como una vez dijo en una charla previa en San Juan en la UNSJ; recuerda, las “Las Cuatro que E” que sintetizan a Sarmiento. Ellas son las del escritor, publicista y polígrafo le permitía discutir el presente; la E de la educación como proyecto, delinear y amasar el futuro instruyendo a las futuras generaciones; la E del estadista que compromete al Estado como artífice de la igualdad de oportunidades y constructor de ciudadanía y, finalmente y como sustrato de todo ese edificio, la E de la ética insobornable: la austeridad, la incorruptibilidad de los funcionarios es esencial al proyecto de país configurado por Sarmiento. En una de las charlas, con los docentes, surgió agregar la importancia de otras tres E en la actividad cotidiana de aprender y emprender: la de la escucha, imprescindible para la empatía y el fructífero trabajo en equipo, indispensables para articular y llevar a la práctica cualquier plan. Además agrega que es esa persona más grande del Siglo XX, a nivel como Unamuno y Borges, lo reconocen como el más grande escritor de lengua hispana del Siglo XIX, y no sólo por el “Facundo”, hay otros autores que dicen que su mejor libro es “Recuerdos de Provincia”.

Se le preguntó acerca de las fuentes para su investigación. Al respecto dice: en un hombre polifacético, siempre hay cosas nuevas. Por ejemplo una persona de Chilvicoy; lugar que yo lo visité, y era la ciudad modelo de Sarmiento, conversando con éste, le interroga, ¿Usted sabe que en Cuba hay una escuela que la bautizaron Domingo F. Sarmiento? No lo sabía; le dije, investigue y no sólo existe esa escuela, sino que es una figura reconocida en la población cubana. Allí reconocen en Sarmiento el primero que en Argentina leyó a Martí. Con el cual lo empezó a homenajear y mantener correspondencia.

Después encontré que el Che Guevara – agrega - era fanático de su lectura, en referencia Sarmiento. A pesar de las diferencias políticas que podían tener.

En este mismo Congreso, recuerda, que encontró correspondencia de Sarmiento con el Ministro de Cultura de Benito Juárez; primer presidente mestizo que hubo en América mejicano.

Afirma, “Sarmiento es una gran figura Americana”. Si no lo situamos en ese lugar, se corre el riesgo de no colocarlo a Sarmiento en el lugar que verdaderamente está en su proyección como figura nacional hacia el continente.

En relación de la pasión por la investigación, acota, que Sarmiento era tan apasionado en la vida y tan polifacético, que a uno cada vez lo compromete aún más, “es como un matrimonio mal avenido que uno termina teniendo con Sarmiento”. No te abandona, afirma entre risas. Vos lees sobre él, y siempre existe la necesidad de corroborar nuevos datos. Tal vez, sea el primer caso de divorcio ante escribano púbico quien otorga una suma de dinero a quien fuera su esposa.

Destaca sobre sus valores como el trato que le dio a Juana Manso; primer mujer que ocupó en la Educación Pública. Hablar de Sarmiento y la pasión, resume, es un tema avasallante. Aparece en los lugares más insospechados y siempre con perspectivas propias que lo distinguen de todo el mundo de su generación.

También fue, – agrega – el primer docente de la materia de Derecho Constitucional; ganado por concurso en la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de no haber terminado su educación formal. Y el debate más grande sobre la organización del país; es decir la Constitución, se dio en Chile con Alberdi y Sarmiento, a través de correspondencia - acota.

Algo que deja para destacar en la Investigación, el investigador aconseja: “saber quién se meta con Sarmiento debe ser audaz, tener disposición y estar atentos a puntitas más insospechadas que se le puedan ocurrir, porque de ahí pueden salir varias novedades”. Por ejemplo, es un desafío la colección de las Obras Completas, porque aún están incompletas. Es una tarea pendiente.

De Titto, menciona, que en una investigación, siempre se debe partir de las fuentes primarias, ósea buscar la correspondencia, hoy en día hay muchos o varios libros de referencia para comenzar, que son importantes. Además aclara, “con que pedazos de Sarmiento voy a tratar”, era un hombre muy abarcativo. Sarmiento vivió tan intensamente, fue un escritor muy apasionado; sin desalentar a nadie, es imposible abarcarlo todo, no se puede vivir la vida de otro”.

El desafío es tan intenso. - Él aclara, la recomendación mía: hay varios recortes que puedo elegir, después de tantos años de investigación. Es necesario, acotar y precisar. “Hay muchos Sarmiento”.

Para cerrar, en su opinión el mérito más importante del prócer sanjuanino fue haber luchado por sus convicciones contra viento y marea con entrega y dejar un ejemplo de moralidad republicana que trasciende las circunstancias y las épocas.

Lo más visto

Información en General