Comienza el primer juicio por tortura seguida de muerte en un neuropsiquiátrico en democracia

Sociedad 09 de agosto de 2022 Por télam
El proceso tendrá ne el banquillo de los acusados a seis profesionales de la salud por el fallecimiento de Matías Carbonell ocurrido el 12 de noviembre de 2010 después de 24 días de agonía en el Hospital Penna, al que llegó en estado crítico.
62f1731a519f3_450

Seis profesionales de la salud del Hospital Borda comenzarán a ser juzgados este martes por la muerte de un joven de 23 años que se encontraba internado en este neuropsiquiátrico, en lo que constituye “el primer caso de torturas dentro de un hospital ocurrido en democracia, que llega a juicio en la Argentina”, informó este lunes el CELS.

“Es un juicio de mucha trascendencia, que va a ayudar a visibilizar la realidad que se vive dentro de los hospitales neuropsiquiátricos y que se mantienen en muchas jurisdicciones del país, como la Ciudad de Buenos Aires, en un claro desapego a la Ley Nacional de Salud Mental a 12 años de su sanción”, dijo a Télam Tomás Griffa, abogado querellante en representación de la familia de Matías e integrante del área de litigio del CELS.

Se trata del juicio oral por el fallecimiento de Matías Carbonell ocurrido el 12 de noviembre de 2010 después de 24 días de agonía en el Hospital Penna, al que había sido trasladado de urgencia el 19 de octubre del mismo año, totalmente descompensado, “inconsciente y en estado crítico”.

En el banquillo de los acusados, ante el Tribunal Oral número 14 de la Ciudad de Buenos Aires, estarán los responsables del tratamiento y el cuidado de Matías, quienes están imputados por “tortura, abandono de persona seguido de muerte, ocultamiento de medios de prueba y omisión de denunciar hechos de tortura”.

Los imputados son el psicólogo Roberto Luis Capiello; los psiquiatras Fabián Gustavo Pintow y Silvia Beatriz Scheweitzer; y los enfermeros Hugo Alfredo Dospital, Ismael Ricardo Portillo y Jorge Héctor Mastricola.

Carbonell había sido internado “compulsivamente, por una disposición de la justicia nacional”.

La causa judicial comenzó cuando Carbonell aún se encontraba con vida, a partir de la denuncia realizada por el personal médico que lo atendió en el Penna tras descubrir diferentes lesiones entre las que se destacan golpes y quemaduras en el tórax y uno de sus brazos compatibles con electrocución, pero “que a ninguno de los funcionarios a cargo de su salud (en el hospital Borda) le pareció pertinente denunciar” con anterioridad.

Te puede interesar