El FdT pasó del impacto por la salida de Guzmán a la expectativa con la llegada de Massa

Política 08 de agosto de 2022 Por télam
"Nueva etapa", "unidad", "mejor clima", "esperanza" y "2023" fueron los conceptos que eligieron los dirigentes del FdT durante los últimos días a raíz de la asunción del expresidente de la Cámara de Diputados al frente del Ministerio de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura.
62ed62f64f5b4_450

En solo 32 días, el Frente de Todos pasó del impacto que generó la renuncia del exministro de Economía Martín Guzmán, en medio de cuestionamientos de sectores del oficialismo, a apuntalar el clima de "unidad" a partir de la llegada de Sergio Massa al Palacio de Hacienda, con la expectativa de consolidar una estabilización que logre resultados antes de las próximas elecciones.

"Nueva etapa", "unidad", "mejor clima", "esperanza" y "2023" fueron los conceptos que eligieron los dirigentes del FdT durante los últimos días a raíz de la asunción del expresidente de la Cámara de Diputados al frente del Ministerio de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura; pero para llegar a este camino la coalición oficialista atravesó un cimbronazo que obligó a una tregua entre las partes.

Hace poco más de un mes, el 2 de julio último, mientras la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner brindaba un discurso en Ensenada con cuestionamientos a los lineamientos económicos, se produjo el momento más tenso de la coalición con la inesperada e intempestiva renuncia de Guzmán a través de Twitter.

Tras el impacto que produjo esa dimisión sorpresiva, las críticas y mensajes cruzados entre el kirchnerismo y los referentes cercanos al presidente Alberto Fernández cesaron y se descongeló la relación entre el Jefe de Estado y la vicepresidenta, quienes se reencontraron y mantuvieron distintas reuniones a solas, además de otras en las que se sumó Massa.

Con los incrementos de precios a la orden del día, el Gobierno debía nombrar a un nuevo ministro al frente de Economía con urgencia y, tras varias reuniones en la Quinta de Olivos y en la Casa Rosada entre los principales referentes del FdT, se designó a Silvina Batakis, quien ocupaba la Secretaria de Provincias dentro del Ministerio del Interior y había sido ministra de Economía durante la gestión de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires.

En lo político, Batakis comenzó con el pie derecho y obtuvo el visto bueno de la mayoría de los sectores que componen el frente, en particular de los gobernadores, pero ese respaldo inicial viró a cierta percepción de soledad y de inquietud cuando los indicadores económicos empezaron a mostrar que estaba en curso una fuerte presión cambiaria de sectores del poder concentrado.

Tras la renuncia de Guzmán, las críticas del kirchnerismo se concentraron particularmente en la actuación que había tenido el exministro y ya no hubo cuestionamientos generales al Ejecutivo

Te puede interesar