Emergencia alimentaria, con medio país en la pobreza en medio de la crisis política

En medio de una tensión política, se suma en el país la crisis alimentaria que estarían atravesando más de 15 millones de personas, el eje del debate se centra en cuales serían las medidas adecuadas para paliarla.

Mundo - Internacional Por: télam 24 de julio de 2022
5f57721985b73_450

La potencial crisis alimentaria en Perú, que expone a cuadros de hambre a hasta 15,5 millones de personas, es decir, la mitad de los habitantes del país, debe ser enfrentada con diversas medidas, que incluyan la entrega directa de bonos, según coinciden los expertos.

El debate está en quiénes deberían recibir esos bonos, pues mientras para un sector de analistas solo deberían ir a ese 25,9 % al que se reconoce bajo el umbral de la pobreza, otros estiman que se debe aumentar el número de potenciales beneficiados por las características y la gravedad de la situación y por las limitaciones de las estadísticas.

“Hay quienes creen, quizás porque quieren creer, que se puede fácilmente identificar a quiénes están en pobreza (…). (Pero) determinar quién vive en pobreza y quién no es más complejo que un cálculo estadístico”, comentó Pedro Francke, ministro de Economía en la primera parte del Gobierno de Pedro Castillo, en una columna periodística.

De hecho, el cálculo del 25,9 % nace de que la estadística oficial considera pobres a quienes tienen ingresos mensuales de menos de 440 soles (unos 115 dólares) en las ciudades o de 300 soles (80 dólares) en el campo. Para muchos, ese enfoque excluye a cientos de miles de personas que ganan más que esos montos pero están lejos de cubrir necesidades básicas.

“Es muy difícil identificar a esas personas una por una. Muchísima gente en Perú no sabe con precisión cuánto ganará este mes. La gente salta de chamba en chamba (de trabajo en trabajo) y predomina la sobrevivencia del día a día”, apuntó Francke, partidario de ampliar la nómina de potenciales beneficiados con bonos directos.

“¿Nuestro Estado cuasi fallido va a saber cuál es la situación de las familias ahora (tras los estragos causados por la pandemia de coronavirus y el impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania)? Claro que no. Nunca lo ha sabido”, admitió Francke, uno de los economistas de izquierda con mayor prestigio en el país.

Te puede interesar