Diario Popular Digital Diario Popular Digital

Claves para entender por qué los países nórdicos son ejemplo en materia de transición verde

Las iniciativas de los países nórdicos para preservar la ecología están mucho más avanzadas y se convirtieron en ejemplos de transición verde y economía circular para superar los principales desafíos que plantean las grandes urbes.

Mundo - Internacional 29 de octubre de 2021 télam télam
290013

Los países nórdicos, especialmente Suecia, se convirtieron en ejemplos de transición verde y economía circular para superar los principales desafíos que plantean las grandes urbes, que, según la ONU producen el 75% de las emisiones de carbono y el 80% del gasto energético global.

Si bien la Unión Europea (UE) acordó en 2015 un plan de acción para impulsar la transición hacia la economía circular en la región -que implica el uso de productos que se pueden reutilizar por completo- y en 2020 aprobó un plan de acción con medidas para que empresas, autoridades públicas y consumidores adopten un modelo sostenible, las iniciativas de Suecia para preservar la ecología están mucho más avanzadas porque comenzaron mucho antes.

"Suecia se convertirá en la primera nación de los países con Estado de bienestar libre de fósiles", celebraron el premier Stefan Lofven, el vicepremier y ministro de Medio Ambiente y Clima, Per Bolund; y el ministro de Ayuda al Desarrollo, Per Olsson Fridh, en una nota de opinión publicada a mediados de octubre en el portal Aftonbladet, de cara a la conferencia climática mundial COP26.

Asimismo, los funcionarios informaron que el Gobierno sueco tiene "la intención de duplicar la asistencia climática a 1.700 millones de dólares para 2025".

Estas son señales positivas, pero también esperables ya que las políticas verdes ocupan un espacio central en la agenda de Suecia desde 1967, cuando se convirtió en el primer país en aprobar una ley de protección ambiental.

En 1972 Suecia fue el anfitrión de la primera conferencia de la ONU sobre medio ambiente; y en 2010 su capital, Estocolmo, se consagró como la primera capital verde de Europa por su enorme reducción en las emisiones de CO2, numerosas zonas verdes, uso de combustibles alternativos y compromiso ambiental a largo plazo, además de ser la capital con una mayor tasa de crecimiento demográfico en Europa.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter